BITÁCORA DE UN NÁUFRAGO INDIGNADO



Desde una isla casi desierta, un Robinson en el océano de la globalización. Atento/conectado/indignado veo pasar el mundo nada indiferente. Una verbena, un gran guiñol, un despropósito… Mas no puedo huir del sinsentido; estoy enganchado al destino de los demasiado humanos. Estoy condenado a pensar el mundo y verterlo en palabras y lanzarlo al mar en botellas de ceros y unos.



Etiquetas

martes, 15 de abril de 2008

LA SANTA TRANSICIÓN

Aquí enterramos muchas cosas con el sudario juvenil de la Santa Transición. La izquierda cedió generosamente y la derecha se abonó al olvido cómplice de los fantasmas franquistas. Calles con nombres de carniceros, martirologio fascista exhibido sin pudor (y bendecido por las púrpuras), yugos y flechas, aguiluchos de San Juan, hasta estatuas del dictador… Monarquía colaboracionista con la dictadura reconvertida en salvadora de la democracia. Miles de republicanos ejecutados yaciendo en fosas olvidadas o ignotas. Moderación exaltada que propicia el velo del olvido. Modelo de ponderación, modelo de desmemoria. Vivimos en un país amnésico, donde un partido de gobierno no ha digerido un pasado de connivencia con el terror. ¿Es posible imaginar una CDU que no condene tajantemente el nazismo? En tierras germanas hubo borrón y cuenta nueva, aquí continuidad travestida, epidemia de amnesia. Los mismos perros con distintos collares (democráticos). Los mismos especuladores, la misma intolerancia, el trasnochado peso secular de la clericalla, los mismos vocingleros arrogantes. Todo cambió para que todo siguiera igual.

QUI PRODEST?



La Expo del Agua se anuncia a bombo y platillo. Sus responsables auguran lluvia de maná sobre esta ciudad “olvidada” en forma de infraestructuras, comunicaciones y equipamientos. Lo costea papá Estado. Ya era hora. Si el precio a pagar para que de una vez Madrid se acuerde de este secarral es soportar una Expo durante seis meses, podemos sobrellevarlo. Pero, ojo, la factura es importante. Los zaragozanos no debemos extender un cheque en blanco a los responsables del tinglado. Es dinero público y las inversiones deben encaminarse hacia la funcionalidad y perdurabilidad. Sabemos que estos eventos tienen una inevitable dimensión espectacular y efímera, pero hay que poner más énfasis en el futuro. Si no se cumplirá ese aforismo popular de “pan para hoy…”.
Y luego viene la pregunta ineludible: Qui prodest? Los montajes de esta dimensión acaban convocando a carroñeros, especuladores, caraduras y aprovechados. Y algunos políticos tienen la tentación de imitarlos… sacando réditos políticos… y económicos. Hay mucha jurisprudencia al respecto…Sin duda los beneficiarios principales de la Expo 2008 deben ser los ciudadanos, los zaragozanos en primer lugar. Por eso las cuentas tienen que ser cristalinas, todavía más los procesos, porque precisamente ahí es donde se tienden las trampas… Por eso activo la anterior pregunta latina, ¿a quién benefician las informaciones privilegiadas sobre los trazados de los cinturones de ronda que han propiciado compras de terrenos adyacentes? Qui prodest? ¿Qué empresas se han posicionado ventajosamente ante oportunidades de negocio relacionadas con las actividades Expo? Lo inquietante es que algunas informaciones apuntan hacia los despachos del poder… Por eso, celebrando las mejoras que acarreará la Expo del Agua, los ciudadanos también queremos saber y exigimos transparencia.